Caramelos Navidad 

  • 1
  • 2
  • 3
Mostrando 1 - 24 de 58 productos

Navidad es una de las fechas más llena de tradiciones, pues este día de diciembre está lleno de grandes recuerdos y también de tradiciones a realizar que van desde cocinar platillos determinados hasta la decoración o incluso las actividades que se realizan entre la cena de noche buena y la navidad.

Una de la tradición más importantes gira en torno a la comida, pues esta es fundamental para la celebración y la unión de las familias,  siendo estas fechas una de las que más presencia de sabores dulce tiene, pues desde pasteles hasta caramelos se consumen a montones en diciembre.

Todos hemos ido a dulcerías y supermercados, hemos recorrido las secciones de caramelos en Navidad y hemos visto como estos también se han visto tematizados por el espíritu navideño, volviéndose así caramelos de navidad, con diseños propios de esas fechas e incluso con sabores muy populares durante la temporada invernal.

Nacidos  por allá de los años 1600, en Colonia Alemania, los caramelos de navidad comenzaron a ser una forma popular no solo de disfrutar de un dulce en fechas navideñas sino también una manera de rendir tributo al nacimiento de Jesús, el cual es la principal razón por la que celébranos Navidad y Noche buena.

Poco a poco los caramelos navideños, en sus diferentes variedades comenzaron a ser de gran importancia no solo para la industria de los caramelos sino también para otras más llegando incluso a crecer a tal grado que ya no solo eran consumidos y producidos en Alemania.

Corto fue el tiempo que los caramelos de navidad necesitaron para hacerse populares, a tal grado que muchas personas, sobre todo niños, solo querían que llegara la navidad para consumir caramelos sin control; Y no solo fueron populares  por su sabor, también como artículos decorativos ganaron mucha relevancia.


La primera forma que podemos encontrar en cuanto a caramelos de Navidad se trata es la del bastón, pues su diseño creado  por un maestro o clérigo de la catedral de Colonia, en los ya mencionados años 1600, se inspiró en el báculo o bastón usado por Cristo en sus caminos.

Si bien al principio era hecho solo con caramelo blanco, color tradicional del caramelo en esas fechas, y saborizado con menta, un extracto muy común en ese entonces, poco a poco fue cambiando hasta agregársele las cintas rojas que lo rodean o incluso llegando a cambiar colores y sabores.

Basados en el mismo diseño de los bastones se crearon nuevos caramelos de navidad, entre ellos los caramelos redondos los cuales fueron la cruza de los caramelos tradicionales redondos con diseños navideños agregándose a este el color blanco base como también decoraciones de color rojo.

En cuanto a sabor no hubo mucho cambio, pues los caramelos de navidad redondos y protegidos por  los tradicionales envoltorios transparentes se quedaron con el sabor de la menta, patentando así una nueva categoría la cual usaría la frescura como estandarte incluso en temporadas posteriores o anteriores a navidad, en el día a día.

Otros sabores tradicionales que podemos encontrar en caramelos tiene que ver con frutas de temporada como los frutos secos: nueces, pasas, arándanos, etc. Pues durante estas fechas estos frutos suelen ser tan consumidos que ahora se colocan dentro de caramelos para darles mucho más sabor.

El chocolate tampoco puede faltar por lo que los caramelos que mezclan tanto el sabor del chocolate como el caramelo azucarado han cobrado gran importancia ¿Te gusta la menta? Pues ahora también puedes encontrar caramelos de navidad cubiertos con chocolate y con sabor a menta, a fresca o a frutos secos, por ejemplo.

¿Para cuándo los caramelos?

Si bien el nombre, caramelos de navidad, dice cuando se deben consumir estos caramelos, existen una gran cantidad de momentos en los que encajarían a la perfección, siendo que incluso algunos no van directamente relacionados con los días de Navidad y Noche Buena.

El primer día de diciembre, aunque para algunas comienza desde Noviembre, es considerado como el inicio de la temporada navideña por lo que si acostumbras tener un tazón dulces en tu negocio, oficina o consultorio, una excelente manera de transmitir el espíritu navideño es cambiar los caramelos tradicionales por caramelos de navidad.

Otra gran idea para usar caramelos de Navidad está en  la decoración, pues muchas veces nos aburrimos de tener siempre los mismos adornos ¿Cómo le puedo hacer? Fácil, inspírate en el cuento de Hansel y Gretel para crear casitas, villas y adornos con unos cuantos caramelos de navidad.

¿Comiste mucho durante la cena? ¿Te quedaste con un mal sabor de boca? Reparte a todos los invitados un caramelo de navidad, pues su sabor tradicional a menta ayudará a que no solo los malos sabores de boca se vayan sino también a que el sistema digestivo comience a trabajar con más eficiencia.

Coloca caramelos de navidad en las piñatas o en las bolsas de dulces de los invitados, todo para darle un sentido más tradicional a los chuches, también puedes dejar un buen puñado de caramelos de navidad en sus botas o incluso usarlos para preparar o para decorar las bebidas y postres ¿Por qué no montar un Candy bar de temática navideña?

Lo mejor de todo es que no tendrás que salir para comprar los diferentes caramelos de navidad que existen, pues nuestra tienda será como Papá Noel, solo tienes que escribir que necesitas y esperar a que el paquete llegue a tu puerta acompañado del sonido de un timbre y un ¡Jo Jo Jo!