Caramelos Duros 

Mostrando 1 - 18 de 18 productos

Todos alguna vez hemos comido un caramelo ¿O no? Hemos sentido como ese conglomerado de azúcar, sabores y colores se va lentamente derritiendo en nuestra boca dejándonos un gran sabor que no solo cambia lo que sentimos en ella sino también puede cambiar el color de la lengua, nuestro aliento y hasta estado de ánimo.

Y es que los caramelos, desde su creación hace ya muchos años atrás, fueron pensados para darnos beneficios pues originalmente hechos como alimento de larga duración para los viajeros que iban por el mundo en buscar de comerciar todo tipo de mercancías, los caramelos fueron un gran invento.

El tiempo fue pasando y las cosas fueron avanzando llegando así a los caramelos reinventarse pues pasaron de ser simples barras de azúcar a ser caramelos más en forma, cocinados y aderezados con diferentes sabores, colores y hasta olores dando así origen a los caramelos que actualmente conocemos.

Entre los caramelos hay clasificaciones, pues podemos encontrar diferentes ramas con distintos tipos de caramelos, habiendo así entre ellos los que varían por textura, por sabores y hasta formas siendo una de las clasificaciones más comunes y clásicas, la original, la primera, la de los caramelos duros.

Pues al inicio de todo, la primer forma fue de un caramelo duro el cual era creado con caramelo caliente, derretido al cual se le daba forma, se le enfriaba y así se creaba el caramelo duro el cual fue bastante popular y sigue ocupando actualmente una parte preponderante en ventas y consumos de caramelos.

Dicen que los clásicos nunca fallan y cada uno podemos comprobarlos pues cuando necesitas otro sabor de boca, tienes ansiedad y quieres entretenerte en algo o simplemente quieres sentirte alegre o subir tus niveles de azúcar, un caramelo duro será tu mejor elección ¿Por qué? Descúbrelo tú mismo, o misma.

Un mundo lleno de sabor

En algo en lo que todos coincidimos, expertos en caramelos, amantes de caramelos, fanáticos, detractores, médicos, abogados, doctores, niños o mamás es que el mundo de los caramelos es un mundo que ha crecido en gran medida, colocando así al sabor y al color como sus estandartes.

Uno de los primeros tipos de caramelos duros que podremos encontrar son los clásicos caramelos frutales, hechos con el color de la fruta y un sabor bastante alegre, divertido y dulce, por ejemplo, podemos encontrar caramelos duros anaranjados sabor naranja o amarillos sabor limón, o rojos sabor fresa.

También existen aquellos caramelos duros hechos con leche ¿Con leche? Así teniendo sabores como los pueden ser el dulce de leche, la vainilla o la mantequilla así como otros que incorporan sabores más creativos como los caramelos duros de café o los caramelos duros de chocolate.

Y no solo eso, también podemos encontrar caramelos duros que mezclan tanto diferentes sabores como diferentes colores, pensemos en un caramelo ponche de frutas, con diferentes sabores frutales y diferentes colores, o en los clásicos caramelos duros sabor menta que se comen en navidad con sus rayas blancas y rojas.

Además, existen una gran cantidad de caramelos más en todo tipo de formas y también de colores como pueden ser aquellos caramelos duros con forma de frutas como bananas, manzanas o moras, de gran colorido y también de gran sabor, o aquellos caramelos en formas redondas, de bastones, pastillas, tubos y más.

Incluso los caramelos duros no se quedan solo con los sabores dulces ya que también podremos encontrar caramelos duros con sabores más ácidos y hasta picantes, caramelos que mezclen ambos tipos de sabor y caramelos que tengan algún tipo de relleno dentro de su dura capa, jugando así a la búsqueda del tesoro.

No los muerdas o perderás los dientes

Una de las características que más distingue a los caramelos duros es eso, su dureza, pues fabricados en un caramelo que pasa de estado líquido a un estado bastante sólido, los caramelos duros fueron hechos para disfrutarse poco a poco.

Y es que la mejor recomendación que te podemos hacer en torno al tema de los caramelos duros es que los dejes derretir en tu boca, poco a poco dejas que esto se vayan disolviendo y haciendo que la experiencia de sabor sea aún más placentera que si los mordieras de golpe.

El que se te van a caer los dientes por morder caramelos duros es quizás un mito de los papás para no pagar el dentista, o quizás no, pero el hecho está en que morder caramelos duros si puede ser un poco contraproducente pues podría ser equivalente a morder una roca.

Disfruta de los caramelos duros y todo el potencial que tienen para ti pues con un gran sabor contenido en todo ese caramelo, puedes disfrutar dosificando el sabor, lamiéndolos rápidos para disfrutar más azúcar o dejando que se derritan lentamente para tener mayor duración, tú eliges.

Ahora comprar caramelos es mucho más fácil que antes pues ya no tienes que salir del trabajo o de tu casa y andar buscando los que más te gustan en centros comerciales, supermercados o tiendas, ya que ahora solo necesitas entrar a nuestra tienda en línea y elegir los que más se te antojan.

Te ofrecemos no solo uno de los stocks más surtidos que puede haber en tiendas en línea, sino también un servicio complementado tanto por la seguridad protegiendo tus datos, la calidad en los productos o la rapidez en el envío, como por la experiencia positiva que han tenido ya nuestros muchos clientes con nosotros.